• Miércoles, 18 de Julio de 2018

Cuentos de Fitur

RedFlash

Viendo las fotos de Fitur no queda sino rendirse ante la evidencia de que lo hacen muy bien. Son un grupo muy bien compenetrado, cada uno sabe y conoce lo que tiene que hacer.

La prensa no se presta a menos, todos siguen un guión bien estudiado, son los medios áulicos, aquellos que sin el dinero del poder son incapaces de mantenerse a flote. Buscan las instantáneas que más favorezcan a los protagonistas. Se trata de hacer la pelota a quien les paga y les mantiene vivos.

El coste de Fitur se ha sobredimensionado considerablemente en los últimos años, un dinero que no sirve para nada, pues nadie viene a Ceuta animado por lo que ve en el stand de "los amigos".

Las fotos de los protagonistas  reflejan una ciudad que no ha sabido encontrar su sitio en el mundo, y que busca consuelo en una feria que en nada le beneficia, salvo en eso, en que les sirve "para estar en el mundo". 

Así nos va, y así nos irá, y así nuestros hijos tendrán que someterse a éxodo forzoso, mientras que ellos, unos cuantos, viven a cuerpo de rey. Una verguenza