• Miércoles, 18 de Julio de 2018

El esquinazo. Por Jesús Carretero

Jamás podría haber pensado nadie, ni en Cataluña, ni en Ceuta, ni por supuesto, en Navalvillar de Pela o en mi pueblo, que iba a aparecer, dentro de la historia de España del siglo XXI, un geta como Puigdemont, que se burla de la justicia, que trata de hacer una ley para él solo y su beneficio y que “anda de ronda” por Europa,  a costa de un dinero que no sale de su bolsillo.

La situación empieza a ser diáfana para “casi” todos y es que tras la frase tan manida que salió miles de veces de Cataluña:” España nos roba”,ahora habrá que acuñar otra en la que quede muy claro que: “Puigdemont tiene que pagar los viajes de su dinero” o “ya no vale viajar a costa de los demás”.

Es lo que lleva haciendo Puigdemont, desde hace más de tres meses, habiéndose saltado “ a la torera” las leyes que los demás españoles acatamos, mientras este sujeto las va esquivando o se va huyendo de ellas.

Y Bélgica, parece que, se le va quedando chica, con lo que ahora parece que la prolongación de su “tournée” va a ser a Copenhague, nada más y nada menos, éste no elige pequeños pueblos de esos que se van despoblando y en los que no hay apenas servicios, como los hay en España, por docenas, ahora su viaje es a la ciudad más bonita de Europa, o así, al menos, era en los años 70, cuando yo la visité, por última vez, lógicamente pagándome yo el viaje y la estancia.

Y me parece bien que tenga ese buen gusto, pero que los gastos se los pague él, tras haber cumplido con las leyes.

Desconozco la situación actual de Copenhague y de toda Dinamarca, pero no estaría mal que ahí se aplicaran las leyes y que al detractor de las leyes, señor Puigdemont, se lo trajeran a España, para que hiciera una visita a Estremera, al Puerto o a cualquiera de las cárceles de Castilla-León, donde aprendería muy bien la lengua española y con ello lo que significa el término LEY. Es cierto que en cualquiera de estas cárceles no lo iba a pasar tan bien como se lo está montando en su recorrido por Europa.

Con todo, se me ocurre una cosa ¿Por qué no se da otro tipo de “tournée” más por München, pongamos por caso, a ver que tal le iba a recibir mi conocida Ángela Merkel?.

Bien sabe él a donde va y bien estudiado tenía, desde Cataluña lo que quería hacer “cuando fuera más grande en pillerías”. Y es que, en este sentido, el que parecía el más tonto, les ha dado “sopas con honda” a los listos, como Junqueras o los Jordis que siguen en la cárcel, mientras “el pelos” se lo está pasando por ahí de cine.

Y como si fuera, en cine, trata de que le nombren presidente de Cataluña, cuando dice que “se puede gobernar Cataluña desde Bruselas, pero no desde la cárcel”. Esto es lo que le acongoja a él, o dicho en un español más llano “le acojona”, que se tenga que pasar una buena parte de su vida “entre rejas”, por haber desafiado a todo y a todos y por haber querido saltarse lo que es España, lo que son sus leyes y lo que es el respeto a uno de los países que más peso tiene hoy, en Europa.

Mañana, 22 de enero, “si el tiempo no lo impide”,como se dice en los carteles anunciadores de un festejo taurino, Puigdemont habrá viajado a Copenhague, donde hablará “ex cátedra” sobre la situación de Cataluña.

¿Los oyentes o contertulios suyos irán pagados por él, o habrá entrada libre para todos?. Yo, si hay entrada libre, quisiera verle ante todos los que trabajan cada día, respetan las leyes y, a duras penas,  tienen para comer, mientras que él aparece como el mejor vividor de España y sin dar golpe.

¿Se va a atrever, un día, a poner los pies en España?.Lo estoy deseando.