• Domingo, 22 de Julio de 2018

El esquinazo. Por Jesús Carretero

Me ha sorprendido ver la noticia, en la prensa local. Es cierto que hacía mucho tiempo que yo no veía a José Luis Morales, pero, por nada del mundo hubiera pensado yo que estaba con una grave enfermedad y ayer me quedé perplejo al enterarme  de  su fallecimiento.

Sorpresa y dolor me ha producido la noticia, sorpresa por no saber que estaba enfermo y dolor porque hemos perdido a un hombre bueno, a un político, en tiempos, que vivía para la política, día tras día, sin entrar en esos terrenos que tantas veces hemos criticado de los que se muestran como auténticos trincones de la propia política.

Y es curioso que hoy, en Ceuta, con  todas las personas que he hablado sobre él, no haya habido nadie que pusiera en tela de juicio su entrega al cargo o a los cargos que ocupó, y más todavía, nadie ha podido criticar sus actuaciones, mientras representó a Ceuta, en el Senado.

Yo lo conocía, desde hace muchos años, no puedo decir que fuéramos amigos íntimos, pero lo que sí puedo decir es que cualquier situación que se planteaba entre él y yo, siempre tenía una salida positiva, por iniciativa suya. Se nos ha ido un hombre de bien, sin hacer ruido, sin algaradas de ningún tipo y ahora quiero ver al PP de Ceuta si es capaz de comportarse con sus hombres de bien, o si van a actuar ahora como se actúa con otros que no dieron la talla.

El viernes fue un mal día, el viernes nos dejó sin un hombre sincero, de los de verdad, el viernes se llevó a un hombre íntegro, de los pies a la cabeza que tuvo como norma de actuación la decencia, la dignidad, en todos sus gestos.

Creo que, a lo largo de los muchos años que llevo escribiendo, día tras día, y especialmente de gentes que se dedican o se han dedicado a la política, éste es uno de los casos contados al que no puedo, al que no tengo argumentos, para criticar, porque su andadura personal y política fue recta y siempre decente.

Tres legislaturas en el Senado dan para mucho bueno, aunque también para casos negativos y aquí lo negativo no lo puedo encontrar, porque no lo hubo, no aparece por ninguna parte, en tanto que lo íntegro y lo digno iba apareciendo cada día.

Veo, en la prensa, que el PP de Ceuta ha lamentado profundamente la pérdida de José Luis Morales, pero lo que quisiera ver es que esas “palabras bonitas” se tradujeran en algo serio, en algún acto a tono con la andadura de José Luis Morales, tanto en las instituciones locales como en el Senado. Lo demás, las palabras, deberá ir acompañando a algo serio, sereno y a tono con lo que fue, a lo largo de su andadura personal y política.

Obviamente, desde aquí, tenemos que, estamos obligados a transmitir a sus familiares el cariño a José Luis Morales y las condolencias por la pérdida de un hombre bueno, honrado, trabajador y digno de los cargos que ocupó, sin haber asomado la cabeza, por encima de los demás, como suele ocurrir, por desgracia, con muchos de los que ejercen ciertos cargos en materias políticas.

Descansa en paz, José Luis, tu camino nos debe orientar a muchos, te lo estoy diciendo de verdad, con el trato, no diario, pero sí sincero, que hemos tenido.