• Domingo, 22 de Abril de 2018

El esquinazo. Por Jesús Carretero

Es posible que, a lo largo de los últimos dos meses, más de uno hayamos pecado de ingenuos, pensando que, cara al futuro, bien el PSOE como tal, o bien el PSC iban a hacer todo lo posible para poner orden, ante un nuevo gobierno de la generalidad de Cataluña.

Y estos días, ahora mismo, podemos ver que Iceta no es de fiar y es que uno no sabe para donde mira si para el escaparate separatista, buscando su amistad, o si está mirando para él, sólo para él, con la idea de poder ser, un día, no muy lejano, presidente de Cataluña.

Es difícil entender a Iceta, y muy especialmente al haber anunciado que pedirá el INDULTO para los líderes del secesionismo de Cataluña, en el caso de que fueran condenados, en sentencia firme, por el Tribunal Supremo.

¿A dónde vas Iceta? ¿Desde cuando un pequeño saltimbanqui puede hacer frente a lo que dictamine el Tribunal Supremo?.

Y lo más chocante, por no decir algo más fuerte,  es que está hablando de cerrar heridas, a favor de la reconciliación de catalanes.

No hay quien pueda entender a este sujeto, y poco bien actuaría el PSOE si sigue esa línea irracional que quiere marcar “el sujeto Iceta”.

Llegados a esta situación, no sé si Iceta pertenece al socialismo, o si va por la senda de los Mas, Junqueras, Puigdemont, Rufián y toda la pandilla de separatistas.

A mí me extraña esta postura, en alguien que milite en un partido que gobernó muchos años, durante la democracia, y puede que su intención en Cataluña sea la de acercarse un poco más a los separatistas, lo que le acarrearía, en el resto del país, otra pérdida más del partido que tuvo su gloria con Felipe González y Alfonso Guerra, pero que va perdiendo el tino, desde Cataluña, ya veremos hasta donde.

Y es que, dentro y fuera, tiene que sorprender la actitud que está proponiendo este personaje, cuando un socialista de los de verdad, José Borrell, hace pocas semanas, hizo gala de una sensatez propia de quien sabe lo que es gobernar y quien sólo conoce las algaradas callejeras. ¡¡Ah!! Y no olvidemos que Borrell es catalán, posiblemente más que Iceta., con lo que queda claro que aquí, también,  hay de todo, unos con sensatez, caso Borrell y otros que parece que están iniciando el camino para hacerse colegas de los aventureros, sin rumbo fijo.

Lo de Iceta me parece una golfada y si es que el PSOE respeta o comparte la postura de Iceta, es que el partido del “capullo” está empezando a perder la cabeza.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez,  que llevaba mucho tiempo sin salir a la escena con manifestaciones que le restaran votos, no parece que haya dado un paso muy positivo al ir a Barcelona y allí soltar eso de “tenemos que ganar para unir”.

Una frase hueca, vacía de contenido, como tantas otras de los políticos en campaña electoral, pero lo que sí extraña es que no haya tenido ninguna frase corrigiendo o rechazando la situación de Iceta.

Personalmente creo que le hace un guiñó, aunque haya sido “a la remanguillé” al secretario general del PSC si es que puede augurar lo que sería de Cataluña con Iceta de presidente, lo dicho, “soñar no cuesta dinero” y apoyar al separatismo catalán les puede traer otra resta más de votos, en unas próximas elecciones. Allá ellos.