• Miércoles, 18 de Julio de 2018

El esquinazo. Por Jesús Carretero

Ahora, cuando ya estamos bien entrados en la marcha de una legislatura y se ve, a lo lejos, la siguiente, empiezan a hacer su aparición las encuestas que, aunque pocos creemos en ellas, sin embargo hay quien hace sus cábalas cara al futuro.

Lo más llamativo, estos días, sobre las encuestas, es que han empezado a dar como ganador al partido Ciudadanos y con ello, los de dentro y los de fuera, empiezan a medir sus terrenos.

Naturalmente, en las sedes de Ciudadanos, en todas ellas, empiezan a pensar que en su ayuntamiento, en su comunidad autonómica y casi hasta en la comunidad de vecinos, juegan sus cartas y expresan lo que, al haber ganado, será lo primero que hagan. No me cabe la menor duda de que “soñar no cuesta dinero” y por eso me sorprende que aquí en Ceuta, también, se diga esto:”Ciudadanos pretende gobernar en España y también en Ceuta”.

No sé con qué ojos habrán mirado esto, desde Ciudadanos de Ceuta, pero con la estructura que tienen aquí y los contactos internos, especialmente,  el que ganaran ahora en unas municipales de Ceuta sería el haber logrado el milagro “de la multiplicación de los panes y los peces”, porque ya va siendo hora de que ahí tengan unidad y buenas relaciones, cosa que les haría sumar, pero si siguen con los desacuerdos que hay ahora mismo, ganar en Ceuta sería haber logrado un verdadero milagro.

Y nunca mejor que ahora lo podrá tener un partido para ganar aquí en Ceuta, donde el PP está más que gastado, por tantos años en el poder, y donde el PSOE lleva tiempos y tiempos sin dejarse ver, de verdad, y sin un sentido claro de lo que se puede hacer.

De Podemos no voy a decir nada y es que el partido que se ha ido haciendo en las algaradas de las plazas públicas no tiene ni ideas, ni programa, ni nada que se lo pueda plantear.

El año que acaba de terminar creo que ha sido un magnífico año para las actuaciones y el crecimiento de Ciudadanos, a nivel nacional, a nivel local ni se les ha visto, ni parece que vayan a dejarse ver con sus promesas, sus acciones y su porvenir.

El mensaje de Ciudadanos, su seriedad y su falta de apariciones, en hechos desagradables, ha ido calando en la población, a nivel nacional, pero a nivel local no se está viendo mucho lo que dan o lo que pueden dar de sí.

Sabemos que quieren, desean formar parte del Gobierno y a nivel nacional puede darse su participación, pero aquí, a nivel local, me parece una utopía, aunque, como he dicho anteriormente, hoy está el terreno abonado aquí también para cambiar de siglas en la dirección de Ceuta.

No se me oculta que hacerse un sitio, para un partido nuevo, es muy complicado, pero esa dificultad se agranda cuando los propios del partido no dan señales de vida o no se dejan ver, en los momentos más necesarios.

El Ciudadanos de hoy, salvando las distancias y el momento, si es que tiene algún parecido con partidos de otros instantes, podría parecerse a la UCD de Adolfo Suárez, por cuanto en uno y otro la base estaba en una sola persona, Adolfo Suárez en UCD, entonces, y Albert Rivera, en Ciudadanos, hoy.

A Ciudadanos se van arrimando muchos trepas y si les dan cobijo, esos trepas se las arreglarán, con el tiempo, para tratar de zancadillear al propio Rivera y, a traición, echarle de su verdadera casa .

Hay meses por delante y todavía aparecerán muchas encuestas de todos los colores.