• Viernes, 25 de Mayo de 2018

PLESIOSAURIO MARINA, DE 66 MILLONES DE AÑOS

Marruecos recupera el esqueleto de un dinosaurio que había sido sustraído y sacado ilegalmente  del país

* Se trata de un esqueleto de un plesiosaurio marina, de 66 millones de años, que se encontraba  en Marruecos en 2011 y que fue sustraído y llevado fuera del país. Finalmente, el esqueleto será   repatriado a Marruecos.

foto:bladi
foto:bladi

Se trata de un esqueleto de un plesiosaurio marina, de 66 millones de años, que se encontraba  en Marruecos en 2011 y que fue sustraído y llevado fuera del país. Finalmente, el esqueleto será   repatriado a Marruecos.

Iba a ser subastado el 7 de marzo en París, pero la controversia alcanzó tal magnitud  que las autoridades de Marruecos, a través de su  embajada  en París, tuvieron que intervenir para cancelar la venta y hablar con los "nuevos propietarios" para la repatriación a Marruecos.

La restitución se realizará después de un acuerdo entre Marruecos y los titulares del esqueleto que se han comprometido a garantizar la transferencia al reino y será compensado con el abono de todos los costes que ha significado el trabajo de restauración del esqueleto.

Todavía no se conocen  los detalles del acuerdo entre las dos partes, pero fuentes cercanas hablan de varios millones de dírhams.

En el mes de marzo el subastador manifestó : "Si el esqueleto se vende en   un millón de euros, las pérdidas para el estudio serán grandes”,  lo que probablemente es una estrategia para ejercer presión sobre Marruecos para que eleve el precio para su recuperación.

Reptiles marinos
En los mares del mesozoico habitaron reptiles marinos espectaculares, como los ictiosaurios, plesiosaurios, pliosaurios y mosasaurios. De todos éstos, los ictiosaurios eran los mejor adaptados a la vida marina. Tenían un aspecto muy similar a los delfines, con hocidos alargados y puntiagudos llenos de dientes afilados, aletas directrices y una poderosa cola en forma de media luna. Los ictiosaurios no podían abandonar el mar para poner huevos, por lo que parían las crías dentro del agua. Los plesiosaurios tenían un cuello muy largo, un cuerpo corto y achaparrado, y una cabeza pequeña con dientes muy afilados y puntiagudos. Tenían las patas modificadas en forma de grandes remos que podían agitar arriba y abajo para impulsarse en el agua. Los pliosaurios eran parecidos a los plesiosaurios, peor tenían el cuello más corto y la cabeza mucho más grande. Un tipo de pliosaurio, el Liopleurodon, fue el mayor carnívoro que haya existido jamás. ¡La cabeza de esta criatura medía más de 2m de longitud! Los mosasaurios eran unos lagartos gigantescos muy relacionados con los actuales varanos. Todos ellos vivieron durante el período cretácico tardío. Estos reptiles marinos se alimentaban de peces, calamares y moluscos. Los pliosaurios más grandes también comían a menudo otros reptiles marinos. Con la excepción de las tortugas, todos los reptiles marinos se extinguieron a final del período cretácico.