• Miércoles, 18 de Julio de 2018

DELEGACIÓN INTENTA SOLUCIONAR LO QUE NO CONOCE

La Delegación del Gobierno adopta nuevas medidas de control de acceso de vehículos en la frontera del Tarajal

* A partir del próximo lunes, día 24,  se exigirá a la entrada en Ceuta  la “Carta verde” y la titularidad del vehículo.

A partir del próximo lunes, día 24,  se exigirá a la entrada en Ceuta  la “Carta verde” y la titularidad del vehículo.

En el marco de las medidas que se vienen adoptando para tratar de mejorar la fluidez del tráfico en la frontera del Tarajal y la N-352, y una vez derivado el tránsito de porteadores al Tarajal II, en la reunión semanal de coordinación que mantiene Delegación del Gobierno con Cuerpo Nacional de Policía y Guardia Civil, se ha decidido poner en marcha a partir del próximo lunes 24 de abril una intensificación de los controles de entrada de vehículos.

Así, a la prohibición de entrada de vehículos que no cumplen las condiciones técnicas necesarias para circular por territorio nacional, que se venía aplicando desde hace algún tiempo, se une ahora la exigencia de portar la denominada “carta verde”, o seguro internacional de vehículos a motor, así como la coincidencia del conductor con el titular del vehículo.

"Con esta última medida, se pretende colaborar con las   autoridades marroquíes en la erradicación de las  flotas de vehículos dedicados al porteo en manos de un mismo propietario", señala Delegación en su nota de prensa.

Se da la paradoja de que la inmensa mayoría de los vehículos dedicados al porteo están perfectamente organizados e cuanto al asunto legal del vehículo, pues todos tienen su carta verde y, salvo casos muy concretos, el vehículo está a nombre de quien lo conduce, un titular inventado por quienes realmente ostentan la propiedad real del coche.

el número de vehículos dedicados al porteo se acerca a 6000, de los que un 70% son flotas pertenecientes al gremio de funcionarios que canalizan el paso de mercancías de los grandes almacenes de Castillejos y Tetuán.

Delegación olvida que está tratando con organizaciones que funcionan muy bien en todo lo concerniente al tema legal de los vehículos, pues si pasan por la aduana marroquí es porque tienen sus papeles en regla, está claro, así que de poco van a servir las nuevas medidas de Delegación, en todo caso ralentizarán aún más la entrada a Ceuta. El pato lo pagarán los que no se dedican al porteo, que tendrán que esperar a que los agentes españoles miren la documentación de los conductores de vehículos dedicados al tráfico de mercancías.

Existe una clara inconsciencia en la Delegación del Gobierno sobre lo que realmente sucede en la aduana, especialmente en la marroquí, un ente industrial de primer orden, perfectamente organizado.

Carta verde?